Aliméntate sanamente

Los ácidos grasos omega 3 promueven una buena salud en  la piel, las semillas de linaza y chía son una fuente excelente de ellos. Agrégalos a tu cereal de desayuno para un comienzo saludable del día para tu piel.

Una piel saludable empieza con la vitamina A. Come en abundancia naranja, kiwis, frutillas y vegetales todos los días.
Come avellanas y almendras para dar a tu piel los beneficios que ofrece la vitamina E como lo son:


Hidratar, hidratar, hidratar

Actívate

El ejercicio es muy bueno para el cuerpo, la mente, y no se diga para tu piel. Toda la sangre que circula a través de tu cuerpo hace circular oxígeno, que te ayuda a mantener la salud de tu piel.

Evita

El consumo de cigarro y alcohol, que envejece más la piel y daña tus pulmones, y la deshidrata en caso del segundo.